viernes, marzo 24, 2006

Gracias a Ursa el eco tiene música












Carinhoso
(Pixinguinha / João de Barro)

Meu coração, não sei porque
Bate feliz, quando te vê
E os meus olhos ficam sorrindo
E pelas ruas vão te seguindo
Mas mesmo assim, foges de mim

Ah! Se tu soubesses
Como sou tão carinhoso
E muito e muito que te quero
E como é sincero o meu amor
Eu sei que tu não fugirias mais de mim
Vem, vem, vem, vem
Vem sentir o calor
Dos lábios meus
À procura dos teus
Vem matar esta paixão
Que me devora o coração
E só assim então
Serei feliz, bem feliz

RIMA LXXXVI: LA GOTA DE ROCÍO

La gota de rocío que en el cáliz
duerme de la blanquísima azucena,
es el palacio de cristal en donde
vive el genio feliz de la pureza.

Él la da su misterio y poesía,
él su aroma balsámico le presta;
¡ay de la flor si de la luz al beso
se evapora esa perla!

Gustavo Adolfo Bécquer

miércoles, marzo 22, 2006

Kuei Mei

[...] Cuando los seres andan a la deriva, se juntan y se vuelven a separar, segun lo disponen los azares de cada día. [...]

miércoles, marzo 15, 2006

martes, marzo 14, 2006

jijiji

vete de mí
Me faltó decir: Usted pinche aquí, es que estoy probando a subir música, y esta es una canción de Bola de Nieve que es mi favorita. ¡Pero nadie pinchó! (snif)

Es que no logro que aparezca en la misma página, sino que me manda a abrir otra ventana. Qué complicación, pero queremos música.

Margarida me está ayudando, pero me temo que no soy muy buena alumna.

viernes, marzo 10, 2006

Aviso

Abrí nuevo grupo de percepcióm poética los miércoles a las 12:00 de la mañana informes en mi correo, disponible en el perfil de este blog.

viernes, marzo 03, 2006

Vividita

¡Huy, m'ija!
Por el presente ya pasé hace mucho.

¿Puedo tomar tu brazo?

[...]
¿Se piensa igual en la tierra que en el aire? ¿Funcionan igual los esqueletos? Una multitud deambula por los callejones, ninguno está a salvo de ser humanos. Todos lo son; incluso el nonato que flota en una bolsa de agua al ritmo de las pisadas de la mujer que lo contiene. Y todos, en una ocasión o varias, voltean a mirar las ventanas, las puertas, los escaparates. En ellos han crecido los pensamientos como una plaga. Por eso Alberto quiere aprender a sembrar tulipanes. Las nomeolvides son también una plaga... (El peso de la memoria)
[...]
Fragmento de la novela ¿Puedo tomar brazo?
Para bajarla gratis pinche aquí

jueves, marzo 02, 2006

Gratuito

Hace unos días alguien tuvo la bondad de recordarme que sigo siendo lo que siempre fui:
Una potranca vestida por la velocidad del viento.

Estoy agradecida.
De pronto me sentí serena.
No estoy loca.
No soy la única que me veo.