jueves, septiembre 21, 2006

Patriótismo

Hay quienes hacen del dolor una bandera
y hay quienes hacen de la bandera, un dolor.

9 comentarios:

Tristán Estar dijo...

Y hay la bandera del dolor, y hay quien se la ponga como Juan Escutia.

Rodolfo N dijo...

Que cierto lo que decis!!!!
Como pasa en nuestros países!!!
Saludos.

El Enigma dijo...

Jamas el dolor debemos tomarlo como bandera en la vida... en la muerte, cuando este muerto podre decirlo.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

manuel dijo...

Y hay quienes solo se encubren con una bandera

Lo-que-serA dijo...

"No me quiten los clavos, porque luego de donde me agarro"
Besitos, bella.

Dra. Kleine dijo...

Yo lucho con mi bandera!
Mi dolor!
Y mi emblema!

YuSSeL DaRDóN dijo...

Saludos Raquel, mi nombre es Yussel Dardón, director de la revista El almuerzo desnudo, de la enfermedad nace la adicción las letras, que se publica en el estado de Puebla. Te cuento que estamos planeando un número especial dedicado a la literatura escrita por mujeres, que sáldrá en el periodo noviembre-diciembre 06 . A través del blog de Alejandra Peart localizé tu página y lo he estado siguiendo con cierta frecuencia y me agradaría que en la revista se publique una muestra de tu labor poética, para lo cual necesitaría que me mandaras una selección de seis poemas para que su publicación, de ser posible mándamelos este fin de semana o la más tardar la siguiente, o en su caso, que me permitas seleccionar algunos de los poemas que has subido a la red.
He checado tu libro Cuatrocientas Mentiras, publicado aquí en Puebla y es una de las razones por las que me gustaría que se publicaran poemas tuyos en nuestar revista literaria
Raquel espero tu pronta respuesta y tu visto bueno para la publicación en El almuerzo desnudo.
Suerte.
dardon@gmail.com

Dra. Kleine dijo...

Hoy es cumple de Mr. Enigma!!
Os dará gusto recibir vuesta felicitación!

Raquel Olvera dijo...

ändale!
se me pasó el cumpleaños de el anigma!
que barbaridad. Estuve fuera de la ciudad. Espero pronto recompensarlo y que partamos juntos un pastelito.