viernes, febrero 09, 2007

raras avis

los años pasan
y las alegrias cada vez
más ajenas.
Como una boya que marca en el mar
las leguas de los días;
las alegrias van
--raras avis--
sorprendiendo el hastio.

3 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

Y a palabritas vamos, claro... con todo de todo!

Vuelvo a mirarte oh lucecita linda!!
saludos!

Margarida V dijo...

hace tiempo que no pasas por mi blog, yo paso por aqui menudo para ver que has escrito.

Lety dijo...

Ay Dios las alegrías no deben ser tan escasas ni tan valiosas de tanto que nos lleguen, que casi casi pasen a ser rutinarias.

Eso deseo para tí mamita