domingo, diciembre 16, 2007

Sui Generis

...y tuve muchos maestros
de qué aprender;
sólo conocían su ciencia
y el deber.
Nadie se animó a decir
una verdad.
Siempre el miedo fue tontooooooooooo

5 comentarios:

fgiucich dijo...

Esos grandes maestros encerrados en su limbo. Abrazos.

Rodolfo N dijo...

Amiga, que tengas una magnífica Navidad y un bello año Nuevo...

manuel dijo...

Feliz Noche Buena

fgiucich dijo...

Te dejo un abrazo y muchas felicidades.

Aristóteles dijo...

Feliz 2008.

:)

Un beso.