domingo, enero 22, 2006

Ni muy muy, ni tan tan

"el que se queda mucho tiempo consigo mismo se envilece*"
pero,
el que se queda mucho tiempo sinnsigo mismo
también se envilece.


*Antonio Porchia

15 comentarios:

El Enigma dijo...

Es que los extremos son malos...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Lo-que-serA dijo...

¿Se puede, quedarse sin uno mismo?

Lo-que-serA dijo...

:D


Besito.

DINOBAT dijo...

Si mi abuela tuviera rudas sería bicicleta....

Dra. Kleine dijo...

Por eso me presto de vez en cuando a todo lo que no sea mimismo, y otras tantas lo vendo... jejje

Ismael Lares dijo...

chingale! y ahora qué hacemos?

Tristán Estar dijo...

Ni consigo ni sin si.

Un pájaro canta.

Lety dijo...

Ay Dios, ahora el problema es encontrar la justa medida, encontrar el rasero.

Aristóteles dijo...

Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre.

Saludos justicieros.

sabelilla dijo...

Pues entonces la clave está en controlar el tiempo de permanencia dentro y fuera de uno mismo, pero claro, ya se sabe: quien mide demasiado el tiempo se pierde la mitad.

Saludos, Raquel, un abrazo.

Luis Martínez Álvarez dijo...

Ahora entindo a los maridos (o esposas) que se van de casa para regresar a los pocos meses, y así sucesivamente durante años y años... carajo, sólo están siendo felices.

Vicadin dijo...

hey leeí tu blog, llegue por una busqueda del examen de la esmeralda, me podrias dar alguna recomendacion para el examen de admision
jaja digo si no es un pedo acordarte ;)
grax

Amor dijo...

¿Y si me quedo mucho tiempo contigo misma? Ven.

Raquel Olvera dijo...

¡mh!

Bohemia dijo...

que inteligente!!!