viernes, julio 22, 2005

Duodécima Poesía Vertical (20)

La página en blanco
es un oído que aguarda.
La escritura es la voz
que puede combinarse con el blanco
o crudamente abolirlo
para arribar así al oído.

En algunos momentos
la mano presiente la densidad que la espera
y su trazo en el blanco
descubre la presión necesaria
para llegar hasta la música de abajo.


Cuando esto no ocurre,
es preciso anular la escritura,
extinguirla
como se apaga una lámpara que humea,
recomponer el blanco de la página
y preservar al oído que aguarda.

14 comentarios:

Arturo Robles Quiroz dijo...

La lectura de la nada es genial. Un día sabré decir tanto con decir nada? Espero conseguir ese don.

Raquel, te saludo desde la comarca de los bochornos.
Hace tiempo quería al menos saludarte y pues, bueno, ahora lo estoy haciendo, así que me da gusto poder llevar una correspondencia entre tú y yo y toda esta multitud que se arroja con tanto placer al universo de los blogs. Son demasiados y encontrar a personas como tú es una maravilla.
Cuídate.
Nos leemos pronto.

El Enigma dijo...

La pagina en blanco es simplemente la tentacion a pecar, manchando la pureza del papel con la huella del idilio entre las ideas y los sentimientos.

¡En la torre!

Hacia mucho que Yo no escribia asi jejejeje, saludos.

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Tato Camela dijo...

Yhea!! Muy bueno!!

Xavier Villarreal dijo...

Como una lámpara que humea. Qué manera tan precisa de descomponer el sentimiento matutino de no encontrar la caligrafía para transcribir, para decir: el eco, la melodía, la voz que horas antes pudo mandarnos -levántate perro, no pierdas un instante- a enfrentar el blanco de un oido que siempre espera más de lo que uno, por sí mismo es capaz de hablar.
Es que nos hacen falta las palabras; es que ya todo estaba escrito cuando Ezra dijo: Todavía... todavía...
Gracias Raquel, necesitaba recordar algo de la poesía vertical.
Más! Más! (Grito cuasiorgásmicopoético)

Erika dijo...

Saludos: oiga, ¿qué pasó? nunca supe porque no llegó (y no tengo tu phone). Una llamadita pa intentarlo otra vez :)

Hamletmaschine dijo...

La hoja en blanco es brutal cuando se escribe, pero para ser sinceros es abismal cuando también se le diseña, el sólo hecho de pensar que el acto de diseño tiene una proyección definitiva en el tiempo y el espacio es suficiente para volverse un manojo de nervios, es una gran responsabilidad que nos devuelve a la humildad primordial que le debemos a las palabras, más viejas y sabias que nosotros mismos.


Saludos Raquel!

Tristán Estar dijo...

Y tambiém deliciosas sus expresiones en "El poeta y la crítica". Voy por él. Ya me dieron ganas de releerlo...

inninn dijo...

También te encuentro en el papel silencioso.Y en la espera, y en las letras que con uniformes de hormigas anidan el mundo de lo pequeño en esa espera.
Siempre.

Azoe dijo...

no, nunca se debe dejar de escribir.

Raquel Olvera dijo...

Arturo:

Eres bienvenido a este lado de la realidad. Con decirte que de niña pedía tener una flauta que hiciera silencio, y me soñaba en medio de la multitud haciendo música con el romerío atravez del silencio.
(eh, silencio?)

Enigma:

Hace semanas que pienso en elaborar un post para dedicarte agradeciéndo tus visitas y las reflexiones de tu blogg pero ya se acerca la lumbre a los aparejos y no me da el tiempo para sentir exactamente lo que fuera un regalo próximo a ti. Por eso, como estaré fuera dos semanas o un poco más, te dejo este vale de dedicatoria:

Vale por una séntida dedicatoria de post a mi regreso.
Firma al calce.

Raquel Olvera dijo...

Tato:

Fui a darme una vuelta por tu blog; ando ahora sí a las carreras en serio por eso no me ha dado tiempo de bloggear a mis anchas, pero dentro de unas semanitas nos estaremos viendo por aquí y por allá, gracias por tu visita.

Xavier:
Dices muy bien, "a enfrentar el blanco de un oido que siempre espera más de lo que uno, por sí mismo, es capaz de hablar"; todo está escrito, y sin embargo escribo.

Erika:
estoy que se me parte la cara de verguenza. Tuve 5 días de migraña y luego llegaron mis hermanas de estranjia con sus familias, luego me voy el viernes a Buenos Aires. No te había llamado por pena. Te llamo mañana para ver si podemos vernos o por lo menos mandarte el regalito. (de lengua me como un taco) No, me cai, que te llamo mañana.

Hamletmaschine:
Dices bien, abismal, porque es el fondo del blanco lo que atrae. La verdad no me espanta el blanco de la página; en realidad, las letras vienen de adentro de ese blanco, como el escultor libera las formas de su piedra, el escritor saca del pozo blanco de la página las palabras que yacen en su fondo.

Tristán:
A Juarroz no puedo dejarlo nunca, porqué él nunca me dejó.

Innin:
En la pantalla silenciosa, en la espera.

Azoe:
¿Deber? Escribir para mí no es un deber... es una compulsión. Y ahora, encontrar esta escritura colectiva donde diariamente los pensamientos se funden en una red aurea infinita me catapultan a la alegría (por fin la alegría) de ser humana.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Cuando el viento, el aire, las partículas suspendidas son el papel, que sucede, te amo/ hasta el nunca/ hasta que te olvide / aunque nunca lo haga, es un poema baladí, tal vez no lo es, un poema tiene una misión dificil moverle a alguien las entrañas, pero si mis entrañas se retuercen y hablan, donde queda registrado, olvidé que dije cuando me dolias... demonios!!! al aire no le importa no lo registra, el dolor se disuelve, no haré que tu culpa se remoje en hojas de té impregnadas con lo que les susurré....

¿Que hace el árbol con las palabras que guardé en un hueco y selle con barro?
Las convierte en manzanas que arrastran el estigma del pecado.
Llevas la fama del fruto del pecado
Alimentado con las más dulces palabras que nunca escucharás...


Saludos

angel dijo...

Gracias por este bello poema de Juarroz...Saludos noctámbulos

loly dijo...

Hola, debo confesarles que hace muy poco que conoci la poesia de Juarroz y ademas llego en un momento muy especial de mi vida, uno en el cual pude comprobar que los paraisos perdidos no existen....y que nosotros debemos ser el paraiso...
un beso a todos...