jueves, noviembre 10, 2005

Un voto de confianza por lo mexicano

¿Recuerdas que deliciosa sabía tu torta de jamón con un boing frío de tamarindo a la hora del recreo?

¿o las garnachas acompañados de una rica Lulú roja o blanca?

¡ni que decir de las chaparritas en su botella de cristal! eran deliciosas.

AYUDA A SALVAR UNA COMPAÑÍA REFRESQUERA 100 % MEXICANA


El viernes de la semana pasada, la empresa BOING (si, esa de los refrescos de pulpa de fruta) anuncio que esta próxima a la quiebra, pues le resulta sumamente difícil competir contra los grandes consorcios estadounidenses como Coca-Cola y Pepsi que poseen cerca del 96% del mercado. Esta empresa es una cooperativa en la que los dueños son los propios trabajadores, cuyas familias se verán en grandes dificultades si la BOING llega a cerrar.

Por eso los invito a que consuman ese refresco o los jugos, aunque sea por un tiempo, en sustitución de las marcas que poseen las dos transnacionales (arriba mencionadas), lo que ayudara a la supervivencia de la empresa y al mantenimiento de miles de familias mexicanas. Nuestro papel es no únicamente contribuir a la supervivencia y desarrollo de la competitividad de las MPYMES mexicanas a través de la consultoría, sino también difundir el consumo de productos mexicanos que preservan el empleo de nuestros connacionales.

SALUD CON UN BOING POR LAS EMPRESAS MEXICANAS

Les invito a difundir este mensaje; Ojalá dentro de algunas semanas logremos ver que la Boing la hizo con nosotros de nueva cuenta... las empresas mexicanas debemos permanecer.

Defendamos nuestra identidad.


"Lo hecho en México esta bien hecho"

4 comentarios:

Tristán Estar dijo...

Las chaparritas de uva no podían faltar con una torta de Cheo en el Llano, ñam ñam, en Oaxaca City. Yo siempre la pedía de quesillo o de salchicha oaxaqueña, esa salchicha tan rara con color a chamoy fluorecente. De pensar que en ese entonces me bastaba con una chaparrita. Ora necesitaría de por lo menos unas 3, pero lo ingrato es que lograr encontrar por lo menos una, y eso, hoy por hoy, es todo un logro.

Sí. Salvemos al patito Pascual.

Dra. Kleine dijo...

Tengo entendido que la compañía BOING comenzó a exportar y ahora en Japón resulta muy requerido el producto.

Seguro que si!.
siguen vendiendo chaparritas en su tradicional frasco!

lafiebredelmono dijo...

El mejor refresco que he probado sigue siendo el Titán de piña, No lo olvidemos.

Comparto tu opinion.

Anónimo dijo...

Yo creo que es un refresco terrorista.
A las torres gemelas se las echaron con 2 boing.
Por eso las transnacionales buscan destruirla.