domingo, septiembre 25, 2005

Javier Sicilia: Lo kitch, por desgracia, se ha ido apoderando del misterio.

Mi compromiso, como el de cualquier artista que se respete y respete el infinito misterio del arte y de la vida, es ser sincero en mis actos y en mi obra y escribir y vivir lo mejor que puedo, en acuerdo con el universo que descubro en mí y en mi tradición. Eso es todo. Si de ahí surge algo sui generis es sólo hijo de una profunda sinceridad. Creo que nadie puede escribir algo que valga la pena si se miente a sí mismo por moda, por dinero, por estar a la vanguardia o por querer ser moderno y aceptado por sus contemporáneos. Creo que un ser humano es más original como hombre y como artista, es decir, es más él, y por lo mismo le puede dar algo a sus semejantes, no en la medida en que busca innovar, sino en la medida en que desciende al origen y busca decirlo y encarnarlo en sus actos con toda la sinceridad que le es posible. Eso es de alguna forma para mí la aventura de la vida y del arte.

6 comentarios:

Jorge Alberdi dijo...

Estos espacios, por ahora, son bolsones de lo kitch, pero también del misterio inapoderado. Hay que saber navegarlos. Te encontré en otro comentario, en el de Doke, y me interesó tu pasión por la poesía, yo solo te puedo ofrecer, por ahora, lo de argentino.
Cariños.

Raquel Olvera dijo...

Jorge:
Guau. Me encanta. De verdad, allá la melancolía es socialmente aceptable, por lo tanto, absolutamente disfrutable.
Bienvenido Jorge. ¿Ya viste la sección abajo de "Te quiero Sur"? Está dedicado a Argentina.

indianguman dijo...

Estoy completamente de acuerdo contigo. Cada vez que he buscado escribir algo de acuerdo a parámetros que se alejan mucho de mi propio registro, el edificio de palitos termina cayéndose solo..

Si no con una realidad objetiva (debatible por lo demás) el arte a mis ojos asume el compromiso de crear realidades palpitantes con la vida de lo cierto desde la subjetividad. Dar sentido y compartirlo.

Gracias por visitarme. Dejé en mi blog un comentario acerca de mi último post.

Un abrazo y nos leemos!
Volveré por aquí a revisar tus posts anteriores, que a vista de pájaro me han parecido pero muy interesantes.

Lo-que-serA dijo...

Inclusive lo kitsch es válido en tanto expresión de lo personalísimo, cuando se trata de una manifestación de tus origenes. Supongo que también es un producto de la globalización, del encuentro de tantas y tantas culturas. Pero no estoy de acuerdo en que se haya apoderado del misterio; en todo caso lo habrá desplazado del ojo mercadológico, gracias a Dios.
:)

felipe dijo...

aunque con maestra ironia Wilde dijo que todo arte es inútil. El oficio es ante todo eso, hacerlo.Y despojarse del adorno que oculta lo que no debe ocultarse.

angel dijo...

Muy buen texto. Con su calidad, Sicilia refrenda su pertenencia a la generación de excelentes poestas nacidos en la década de los años 50. Son legión, y casi todos muy buenos...........Saludos