domingo, septiembre 11, 2005

LLAMADO DEL HIJO/Dolores Castro

Por una y otra vez

como el tallo doblado,

desnuda a mis oídos

tu voz se me levanta.

Todo me engaña y voy:

mi corazón hundido,

la luz de miel y cera,

mi dolor y mi sed.

Yo me tiré a beber

de un río bajo tierra.

Tengo húmeda la boca

y ganas de llorar.

El viento me desata

una flor en el pecho.

Se me pone a cantar

el hijo que no tengo.

Vine por él,

espero que amanezca.

Reviente el fruto, el vientre, la azucena.

Estos colores míos engañosos

como la flor para la abeja son,

para que venga.

Bajo tu cuerpo el mundo

rumoroso en la lucha.

Suena, amorosa flauta de mi sangre.

Quiebra mi cuerpo, tierra,

para que pase.

Bella música el agua,

fiera contra nosotros

y amorosa en su cauce.

Te daré lo que tengo:

este poco de viento

que escapa entre mis dedos,

que es el dulce dolor

de estar viviendo.

13 comentarios:

Lety dijo...

Ay Raquel querida, cuando me regalaste a Doña Lolita, este fue uno de los poemas de ella que más rápido encontraron el camino de mi corazón. Cuando lo leo, me voy a aquellos primeros días de mi adopción. Que Dios te bendiga y también a Doña Lolita

noemi dijo...

Dar a otros la lección del dolor de estar viviendo, es mostrarles que vale la pena el viajecito.

Xavier Villarreal dijo...

Vine por él. Por él me quedo, gracias a él, la vida. Con poesía como ésta vuelvo a ver ondulante, la vida a través de las lágrimas. Gracias Rachel, gracias, Dolores.

El Enigma dijo...

Aveces parece todo negro, aunque despues, como decia una cancion, vemos que las sombras del ayer, son simples tonterias a la luz del sol.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Raquel Olvera dijo...

Lety:
Lolita se casó tarde para aquellos tiempos, a tiempo para estos tiempos. a los 30 años, como yo.Y eso de no tener un hijo supongo que llegó a pegarle. Pero recién casada. ¡zas! se embarazó- y de ahí en adelante tuvo... a ver. Déjame hacer memoria: Nacho, Gustavo, Eduardo, Lolita e Isabel. jijole, no sé si olvido alguno. Todos son guapísimos.

Noemí:

El dulce dolor de estar viviendo. Lolita es muy positiva, siempre encuentra el hilo de luz en las tinieblas, siempre.

Azoe:
Me encanta tu nombre y me gustan tus comentarios y tus visitas, (ya me tomé el cafecito a tu salud)...pero la imagen de ese hombre violento, me estruja el corazón. Y a veces olvido tus palabras perdida en la sensación de protegerme de la imagen.

Xavier.
Por él nos quedamos. Al final ya ves, Dolores es pura alegría y eso nos enseña.

Enigma:
cómo dice (¿Porchia o juarrroz? eso pasa por exederse de los vicios) Ah, sí, es Juarroz, claro:

¿Por qué recuerdas que la luz se muere
y en cambio olvidas que también muere la sombra?

Dra. Kleine dijo...

Hay cosas que simplemente no mueren, o se esconden veloces entre los rincones de tu corazón, o quedan en el recuerdo de un "hubiera"...

indianguman dijo...

Qué hermoso, qué dulce.
Me encantó.

Saludos

Margarida V dijo...

que palabras mas lindas_:)

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

El dulce dolor de estar viviendo:

Sin embargo, hoy que las líneas de tu mano han cambiado, veo que la herida me borro de ellas.

El dolor de estar viviendo, deja de ser tan dulce, ya no soy parte de tu pasado una piedra se quedó conmigo.

La piel donde estaba impreso, fué arrancada.

Ya no soy parte de su vida...

Supongo que ahora los recuerdos que tenga de mi solo serán recuerdos y no seré parte más de ellos.

ivanbuenader dijo...

Estos colores míos engañosos

como la flor para la abeja son,

para que venga.
----
Es tuyo? Estos versos son preciosos! Y el color que elegiste para ellos, me llevó hasta mi infancia... Había una gises que tenían ese color. Nunca volví a ver otra que tuviera el color de esos gises.

Raquel Olvera dijo...

Gklein:
Lo que se esconde es precisamente lo que queda.

indianguman
Gracias por tu visita allá voy a visitarte en cuanto pueda.

Margarida!
Ya te extrañaba. Qué lindo que vengas por aquí.

Silencio:
Las heridas a veces tienen ese efecto.
Pero en recordar lo de afuera persiste uno.

ivanbuenader:
Hasta ahorita me di cuenta que no había puesto el nombre de Lolita! este poema es de ella!
Me acuerdo de esos gises que tenían ese color. ¡tan vivos!

ivanbuenader dijo...

...CHORRA !!!
VOS, TU VIEJA, Y TU PAPA.

"CHORRA"
(1928. Música y letra de Enrique Santos Discepolo)

http://www.jergasdehablahispana.org/chorra.htm

Tristán Estar dijo...

"Yo me tiré a beber
de un río bajo tierra.
Tengo húmeda la boca
y ganas de llorar.


El viento me desata
una flor en el pecho.
Se me pone a cantar
el hijo que no tengo."

Esta parte mata. Me cae que mata.