sábado, septiembre 24, 2005

La escritura tiene la estructura de los laberintos. El secreto está en no angustiarse por encontrar la salida.

Entiendo las fases o niveles del aprendisaje de la escritura interconectadas como una rueda de mutaciones.

Soy oficial, aspiro a ser maestra, por lo tanto enseño lo que aprendí. Soy aprendiz, aspiro a ser oficial, por lo tanto aprendo lo que me enseñan. Soy maestro, aspiro al genio, por lo tanto dudo. Soy genio, quiero recuperar la inocencia del aprendiz, por lo tanto aprendo de él.
La figura del genio me intriga. Es un tema que merece mucha atención. Porque el genio concreta circuntancias históricas, fisiología y actitud. Es un caso aparte. Pero conocer y reconocer a un genio nos hace mucho bien a los que no estuvimos destinados a serlo. Por lo menos es muymuy divertido.

El acto de voluntad está en treparse a la rueda, lo demás es cuestión de la vida.


Con el tiempo te das cuenta que hay varios niveles en los que puedes aprender. Y ¡bravo! Cuando aprendes una dimensión de escritura y estás a punto de entrar en el hastío de lo ya hecho, ¡plop!, salta otra dimensión y puedes empezar a explorarla.

La escritura tiene la estructura de los laberintos. El secreto está en no angustiarse por encontrar la salida, tomarlo de manera lúdica, y llevarse un refrigerio (en México decimos tentempie) por si tardamos todo el día en salir.


8 comentarios:

El Enigma dijo...

... quiza, tirando puntos, comas y asteriscos, podemos ir dejando señales para no repetir ese camino ;)

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Lety dijo...

Raquel querida, a veces toma mucho más de un día salir de ese laberinto. Pero Ariadna llega con su hilo cuando menos se le espera y nos enseña a descubrir la salida y al mismo tiempo la belleza del laberinto. Besos

pm dijo...

salir del laberinto de la escritura...? tal vez, no sé... como salir del laberinto de la vida, imposible hacerlo con vida.

Lety dijo...

Mamita querida: Vengo a invitarte a visitar a Indianguman. Pensé en copiarte aquí el último poema que subió, pero mejor ve a verla. El link está en mi página. ¿Irás? se que te va a gustar. Muchos besos, ay, ay se me olvidaba decirte, en mi comentario anterior mi Ariadna fuiste tú, pero eso ya lo sabías ¿verdad?

Hamletmaschine dijo...

"El acto de voluntad está en treparse a la rueda, lo demás es cuestión de la vida."

Y a mí que ya se me habia quitado el insomnio, ahora no me dejarán dormir los escalofríos...

Nos vemos el martes verdad?, hay mucho que contar, cosas buenas y cosas malas.

Abrazos.



PD. De acuerdísimo con Lety, el espacio de Indianguman es muy recomendable.

Perplejo dijo...

También adhiero a la Escuela de los Sofistas.

Raquel Olvera dijo...

Enigma:
Si no viene un ave a comérselos. Mientras tanto, confiemos en los sigamos de puntuación.

Lety:
La Ariadna eres tu misma. Solita te encontraste, yo nada más te eché porras.

PM:
Digo, andar de laberinto en laberinto, claro.

Raquel Olvera dijo...

Lety:
Ya fui a ver a Indiangum, pero iré de nuevo ahora mismo, cómo no.

Hamletmaschine:
Nos vemos el martes, y no te desveles. ¡Ya tengo los archivos! Lista para la edición.

Perplejo:
Ah, los sofistas, ¿y a los peripatéticos? Pienso que hablar (o escribir) es siempre ir dando vueltas.