lunes, septiembre 19, 2005

La poesía es realmente, el infierno.






El infierno, que es --como siglos más tarde un poeta platónico dijera-- "el lugar donde no se espera", es también el lugar de la poesía, porque la poesía es lo único rebelde ante la esperanza de la razón. La poesíaes embriaguez y sólo se embriaga el que está desesperado y no quiere dejar de estarlo. el que hace de la desesperación su forma de ser, su existencia.

(..) Embriaguez y canto; canto, panida, pánico, melancolía inmensa de vivir, de desgranar los instantes, uno a uno, para que pasen sin remedio.

María Zambrano
Filosofía y poesía

5 comentarios:

El Enigma dijo...

El infierno es el unico lugar que sabemos tenemos ganado, pero no nos agrada, por eso buscamos el eterno cielo...

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Lo-que-serA dijo...

"Estas pungentes cosquillas de disfrutarnos enteros en solo un golpe de risa"
¡Ah, qué desgranar de instantes!
Besos.

noemi dijo...

Linda descripción, no?
Sin agonía no hay poesía.

Dra. Kleine dijo...

Emmm por pecar en la poesía me voy al infierno? Dioses!! y si se tratara de hacer penitencia? me permitirian seguir leyendo bella poesía?? Ay mamá Pulpa!

felipe dijo...

descubro tu bitácora en ciudad blog, leo en silencio, pero no puedo resitirme a citar la expresión de Jean Paul Sartre, el infierno son los demás