domingo, octubre 02, 2005

Peor que perder un amigo
es haberlo inventado.

14 comentarios:

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Ja ja ja este me ha llegado, y a mi amigo imaginario que sigue aqui al lado más....

sabelilla dijo...

Sí.
Haberlo inventado ya era bajar un peldaño. Y perderlo es caer directamente rodando por las escaleras...

El Enigma dijo...

La mente misma a veces, nos juega malas pasadas, pero esta, seria denigrante.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Lety dijo...

Yo digo que los amigos imaginarios no son tan malos. Entre los reales y los imaginarios, las experiencias de gozo se multiplican. Lo malo son los amigos que nos fallan, esos si son peor que "caer rodando por las escaleras" perdón por el plagio de tu idea Sabelilla. Te dejo besitos Raquel

Hamletmaschine dijo...

Mmmh, creo que tal vez te refieres no tanto a un amigo que desde un principio haya sido inventado, sino cuando se le adjudica a una persona las facultades de un amigo, se le idealiza y en los hechos no lo es, o al menos no lo es tanto como creíamos... Eso siempre duele, y mucho.

Saludos.

Dra. Kleine dijo...

Bueno, tenerlo me ha ayudado a saber cómo ha viajado conocer todo lo que me ha contado...ahi sigue viviendo...en mi mente y en mi alma.

noemi dijo...

AYYYYYYY, si pudieras saber CUANTO me llega lo que pusiste hoy, te impresionarías! :)

Perder a un amigo que en realidad nunca lo fué. Ay

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Hamlet dice algo que puede aplicarse, demonios, una amiga me decía, si no estas bien mejor desaparece hasta que estes en ese buen plan en el que nos caes bien, del circulo de amigos, alguien dijo algo... no, así que se fueron al carajo, eso si que duele además de apestar...

Chipotle dijo...

Un invento nunca se puede perder, menos olvidar ;)

Tristán Estar dijo...

No quiero pensar eso de inventar el amor. Aunque el invento saliera mejor que el invento del tal Morell. No. Ni así quisiera pensar eso de inventar un amor.

Lo-que-serA dijo...

Tiene razón Tristán. Eso de inventar el amor debe parecerse un poco al invento de Morell o a la criatura del Dr. Frankenstein. Pero mientras dura ¿eh?

ivanbuenader dijo...

Oye. Si me vas a decir algo, me lo dices a la cara, ok? Y no me andas poniendo chingaderitas en tu blog...
Y hablando de lagartijas en bicicleta, Raquel: que ricos te quedaron el otro dia los frijoles! Como los cocinaste?
Gracias por ser como eres :)

Bardamu dijo...

¿Porque los amigos inventados no vienen con la botellita de vino bajo el brazo cuando aparecen para la cena?
Inventamos las pérdidas.

Anónimo dijo...

Amigos míos, no inventados, si lejanos. Yo me inventé como mi amiga y hasta ahora he sido mi mejor amiga y hasta ahora a todos ustedes los invento un poco; cada que los leo, cada que los veo y cada que los pienso.
Caciopea (chingaoooos!!!!!! siempre se me olvida la contraseña!!!!)